Nutrición

Con una taza de café siempre descubro que la esperanza existe

Berenice García Duque
Periodista Universidad de Antioquia

Ante todo, soy una apasionada por esta bebida porque conozco desde sus entrañas lo que representa en nuestro país para más de 550 mil hogares colombianos que la producen. Su impacto social es de grandes dimensiones por lo que representa para quienes viven de su cultivo y con él levantan a sus familias.

El café es ante todo una bebida que hace amigos y logra cohesionar, por eso desde ya digo que es bueno para la salud de las mujeres y de todas las personas en el mundo. El café está presente en nuestras vidas desde que nos levantamos hasta que oscurece. Con él vemos un hermoso amanecer o una lluviosa mañana. Con él desayunamos, estudiamos, pasamos una velada con los amigos, hacemos una cita de negocios y también despedimos a un ser amado o a un conocido. En fin, el café se impregna en nuestras vidas y está lleno de historias para muchas personas en el universo. Por eso, desde que nacemos hasta que morimos, el café nos acompaña.

Muchas investigaciones se han realizado sobre los efectos del café en la salud. Una de ellas es que la cafeína que consumimos al tomar café activa ciertas áreas del cerebro y mejoran su rendimiento, lo que puede influir en que podamos aprender más rápido. Un experimento realizado por el científico suizo, Karl Battig, advirtió que la cafeína puede mejorar la actividad mental de las personas entre ellas para el procesamiento de datos.

En el año 2015, la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard dio a conocer un estudio según el cual las personas que consumen dosis moderadas de café (entre tres y cinco tazas) tienen menos probabilidades de morir prematuramente, pues puede mitigar enfermedades cardiovasculares, neurológicas, la diabetes tipo b. Además, es antidepresivo.

Pero como fui invitada para hablar de las bondades del café en la salud de las mujeres, estuve buscando y encontré que en 1999 The New York Times Magazine publicó un informe sobre lo que la cafeína representa para la salud. Y allí se decía que el consumo de cafeína ayuda reducir tumores malignos, en ese momento existía como ahora, una gran preocupación por el cáncer de seno. Muchos estudios en ese momento demostraron que el café ayudaba a reducir los tumores malignos, si la persona alcanzaba a tomar cinco tazas al día.

En cuanto a las mujeres que padecen de constantes dolores de cabeza, también se ha descubierto que el café aumenta la efectividad de analgésico en un 40 %; e incluso, actúa en casos de migrañas severas.
Lo cierto es que muchas personas tienen predisposición a la cafeína y el efecto que esta sustancia produce en cada organismo, debe ser determinado por un profesional de la salud; pero un tema que nos gusta a todas es vernos esbeltas y con unos kilos de menos y el café, por ser una bebida diurética ayuda a combatir la obesidad.
En fin, múltiples propiedades tiene esta exquisita bebida, entre ellas que también reduce la sensación de cansancio, mejora la concentración, la atención visual, y evita la somnolencia. También el café sirve para combatir la celulitis y alimenta la flora bacteriana lo que nos protege de la aparición de enfermedades.

Este producto, que es un gran motor económico en nuestro país, se encuentra en el sexto lugar entre las cincuenta bebidas y alimentos que son fuente de antioxidantes y retrasan el envejecimiento, por ello corroboro que el café es vida y lo declaro: con una taza de café siempre descubro que la esperanza existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *