Nutrición

¡Sin agua te resecas! Importancia del agua para la salud

Una baja ingesta de agua lleva a deshidratación que puede alterar la función mental, el control motor, el rendimiento en el ejercicio, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo cual puede poner en peligro la vida.

Por: Gloria de Ossa

La mayor parte del organismo de los seres humanos, el 60%, está compuesto por agua. Por ello este líquido es vital para la salud: además de ser un solvente, es un medio de transporte, absorbe calor, mantiene el volumen sanguíneo, regula el funcionamiento de las células y la expresión de los genes; además, permite llevar a cabo funciones físicas y cognitivas, entre otras.

La necesidad de consumo de agua depende del metabolismo, de las condiciones ambientales y de la actividad física. El consumo recomendado para hombres y mujeres de 19 y más años es de 3.7 litros/día y 2.7 litros/día respectivamente: éste puede cubrirse mediante el consumo de agua o bebidas que la contengan. Su ingesta es aportada tanto por alimentos sólidos como líquidos, pero estos últimos la proporcionan en mayor cantidad; en su mayoría, las pérdidas de agua se dan por la orina, pero también por la piel, la respiración y el tracto gastrointestinal.

Una baja ingesta de agua lleva a deshidratación que puede alterar la función mental, el control motor, el rendimiento en el ejercicio, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo cual puede poner en peligro la vida. Sustancias como cafeína, alcohol y sodio, y dietas altas en proteínas y fibra pero bajas en carbohidratos, pueden aumentar el requerimiento de agua.

Consumo de bebidas en Medellín: agua, jugo y cerveza

Una investigación realizada por la Universidad de Antioquia en 2016 que buscaba conocer el consumo de agua y bebidas en las personas, abordó a 322 adultos (51.8% mujeres) entre 18 y 50 años de la ciudad de Medellín. El resultado reveló que el agua es el líquido de mayor aceptación: la mayoría de los consultados consumía tres o más vasos al día y solo el 6.2% dijo no consumirla.

Después del agua, entre las bebidas más consumidas para hidratarse, el 79.5% de los consultados confirmó que toma uno o más vasos de jugo con azúcar al día; el 64.3% reportó consumir una o más cervezas al día, y al 35.7% no le gusta consumir dicha bebida (es importante resaltar que el 51.2% afirmó no consumir licor). El 47.8% ingiere una taza de chocolate con leche diariamente y 19.2% de los consultados consume tres o más botellas de bebidas energizantes al día.

Existe mayor gusto por consumir gaseosa con azúcar que dietética, especialmente en los hombres (62,6%), y esta última es más consumida por las mujeres, quienes prefieren la cerveza michelada (con sal), lo que afecta la salud cardiovascular.  Alrededor del 35% reportó consumir una bebida aromática al día, tanto en leche como en agua.

Estos resultados llaman la atención frente al tipo de líquido que se consume para hidratarse: si las calorías que se ingieren son superiores a las gastadas, se acumulan en forma de grasa contribuyendo al aumento del sobrepeso y la obesidad, situación que va en aumento en Colombia. Según datos de la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional (ENSIN 2015), uno de cada tres jóvenes y adultos tiene sobrepeso (37.7%), y uno de cada cinco es obeso (18.7%); en este sentido, el 56.4% de la población adulta de Colombia presenta exceso de peso, lo que significa un incremento de 5.2 puntos porcentuales respecto de los datos de 2010.

En cuanto a la cantidad diaria consumida de líquidos, se concluye que es necesario educar a la población en el tipo de bebidas a consumir para mantener la salud, convirtiéndose en un reto para los educadores en salud y nutrición, y para la definición de políticas públicas en alimentación y nutrición.

Nota:

Datos de investigación “Consumo de Agua y Bebidas en Personas Adultas de Medellín” realizada por Gloria Cecilia Deossa-Restrepo (Nutricionista Dietista, Especialista y Magíster en Ciencias de la Alimentación y Nutrición Humana. Profesora Asociada. Escuela de Nutrición y Dietética, Universidad de Antioquia. Grupo de investigación Socio-Antropología de la Alimentación); Luis Fernando Restrepo B. (Estadístico, Especialista en Estadística y Bio-matemática. Profesor U. de Antioquia. Grupo de Investigación GISER, Facultad de Ciencias Agrarias); Holmes Rodríguez E (Ingeniero Agrícola. PhD. Profesor Asociado. Facultad de Ciencias Agrarias, U. de Antioquia, Grupo GISER).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *